FUERA DE CHILEVACACIONES

Vacaciones a Trancoso, Brasil con niños

Por: Rosario Greene

Trancoso es un pueblo ubicado en el norte de Brasil. Llegar no es largo en tiempo pero sí con harto movimiento. Avión a São Paulo (4 horas desde Santiago de Chile) y luego cambio de avión (y de maletas) hacia Porto Seguro (2 horas más). Ahí arrendamos auto y son casi dos horas más hasta Trancoso. ¡Vale la pena el movimiento y acarreo! Y si uno viene programada y organizada, mejor.

Tips para que sea todo más fácil.

  1. Venir con el auto arrendado y pagado desde Santiago. Así el trámite en el aereopuerto de Porto Seguro es más corto.
  2. ¡Venir con reales! Llevar dólares desde Chile y en el aeropuerto los pueden cambiar. Pero desde que llegan van a necesitar, sobre todo si vienen con niños y quieren una mano para que les ayude con las maletas. Hay tarjeta en todas partes, pero para otras cosas no. Y en Trancoso sólo te cambian reales en un supermercado que se llama “Marcos”, según la disponibilidad del momento. Por eso es mejor cambiar más en Porto Seguro.
  3. Si vienen con niños chicos (la menor mía tiene 2 años y 9 meses) sí o sí traer coche. Te dan prioridad en los aeropuertos y en todas partes.

Viaje con niños o en familia. Cosas que para nosotros fueron primordiales y se los recomiendo:

  1. Arrendar casa. La verdad es que esto es algo que nosotros siempre privilegiamos cuando viajamos en familia. Es mucho más amigable para todos. Se arma un ambiente entretenido y los niños tienen una rutina, un lugar cómodo y grato al que llegar todos los días. Sin contar lo importante que es el ítem comida acá. Tomar desayuno todos juntos sentados en una mesa y comer en las noches “comida casera” ya que los almuerzos en general son la comida del restorán de la playa o el picnic que uno puede llevar.

    

¿Dónde quedarse y cómo arrendar casa? Cerca del “Quadrado”, que es la plaza donde “todo pasa” en Trancoso. Está lleno de restoranes, tiendas y es un cuadrado (literal) de pasto gigante con un par de arcos de fútbol, donde venden cabritas, churros, globos Inflables, andan bicicletas y los niños pueden correr como locos, jugar fútbol o lo que sea. Hacerlo a través de Airbnb, funciona muy bien, nunca hemos tenido problemas y las expectativas, en general se cumplen. Cosas a considerar de la casa: Ubicación, número de piezas, cocina equipada, wifi, aire acondicionado (La nuestra tenía sólo en las piezas). El resto con ventilador. Hay miles de casas cerca del Quadrado que se arriendan. La nuestra estaba a 2 minutos caminando del Quadrado y no tenía lujos mayores, pero sí cumplía con todo lo que les dije arriba. Tenía un tenía un patio alucinante: Árboles gigantes, palmeras, plátanos, plantas y flores tropicales. Tomábamos desayuno afuera todos los días debajo de árboles de plátanos. Les dejo el contacto de la persona. Se llama Ana y su celular es: +55 (73) 81199740. Ella tiene una casa y arrienda además la de una amiga. Nosotros nos quedamos en la de su amiga.

    

  1. Venir preparada para los niños porque son dos vuelos, hay esperas y muchas veces se atrasan las conexiones. Para que no estuvieran pegados al iPad todo el día, para la Navidad les regalamos un “Kit Brasil” a cada niño. Este contenía una botella de agua linda para cada uno, anteojos de agua, una croquera, un block para dibujar, plumones para pintar (los Giotto que son lavables) y unos crayones que descubrí con glitter en seco que compré en el Líder. Pintas y sale mucho brillo pero en seco, no queda mojado. ¡Este set fue un hit! Lo ocupaban en los aviones, en las conexiones de los vuelos, después del desayuno, etc. Les dije que tenían que dejar los dibujos que hacían en la croquera. No sacarlos. Así lo hacía yo cuando chica. Tenía una croquera al inicio de cada verano que la tenía que terminar. Ahí escribía, dibujaba, pintaba , rayaba, jugaba gato, escribía la letra de la canción del momento, lo que fuera, pero todo quedaba registrado ahí como parte de ese verano. Les conté esta historia y le pusieron de inmediato fecha a su croquera y empezaron.

  1. Armarles una mochila a cada uno y que ellos se hagan responsable de ella. Mis niños tienen 8 (Santi), 6 (Matilde) y 2,8 (Amelia). Obvio que con los dos mayores me resulta todo más fácil, pero la tercera les copia todo y quiere hacer lo mismo. Así que es imposible que ella no lleve una mochila si sus dos hermanas llevan. Cada uno eligió su mochila (y acá es importante llevar una que no sea solo linda sino que sea cómoda para que la puedan llevar ellos, que es la gracia). Le dimos la responsabilidad de armar su mochila y que cada uno metiera: colaciones, el kit Brasil y un libro. La más chica llevo una muñeca en su reemplazo. Pero fue genial esta dinámica porque ellos estaban empoderados con su mochila.

  1. Traer juegos de mesa. Estos viajes que son más “movidos” (por ubicación, cosas para hacer en el día, recorrer), si uno se cansa, imagínense los niños. Porque en el día lo dan todo. Entonces yo sabía que al llegar a la casa iban a querer ver iPad o Netflix. Así que dejamos la tecnología para las mañanas. Se despertaban temprano porque amanece temprano. Así que ese era el momento de ocupar la tecnología. Además también podíamos dormir un poco más y la Amelia también que necesitaba más sueño. ¡Nunca durmió siesta! ¡Ni la pidió! Así que ella dormía hasta más tarde. Pero para todos los otros momentos en que no estábamos fuera de la casa, llevamos hartos libros, buscaba Wally y juegos: Ojo de lince, Cattan, Connect 4, etc.

  1. Supermercados para comprar hay miles y bien variados. Cerca del Quadrado el mejor es el Marcos, tiene de todo y te saca de apuros. Pero frutas y verduras hay menos ahí. Así que ahí hay que ir un poco más lejos del Quadrado. En la plaza del centro donde hay juegos y una bomba de bencina están los supermercados más grandes. ¡Ahí hay de todo! Nosotros llevamos desde Santiago “colaciones”. Fui con ellos al supermercado para matar la ansiedad PRE viaje que era mucha y cada uno eligió colaciones (hubo un filtro de la madre). La verdad es que en la playa venden miles de cosas locales que comíamos siempre. Cómo queso caliente, Choclo cocido, helados, jugos, etc. Pero como no sabía llevé de acá y fue súper bueno porque aguantaban más para el almuerzo y ellos en la mañana decidían qué colación iban a comer. Claro que nos tentamos varios días en la playa y no exagero si digo que mis niños se comían un queso caliente diario. Pero bueno, esa es la gracia de la vacación.

  1. ¿Qué hacer en Trancoso? Trancoso es un lugar muy especial. Un pueblo lleno de colores, olores, auténtico, alegre y sin pretensiones. La gente acá es simple. Viven del comercio y son inmensamente felices. El Quadrado es un cuadrado de pasto que termina con una Iglesia de espalda al mar. Maravilloso. Rodeado de restoranes que eran antiguas casas, entonces nada irrumpe. Todo es parte de un ambiente alucinante.La vida de este maravilloso pueblo, es relajada y hippie. Tiene una Iglesia que de noche es un clásico ir a jugar haciendo sombras.

   

Nadie anda corriendo ni mucho menos. Y uno se la puede tomar muy tranquilo si quiere. Nosotros la vivíamos a nuestro ritmo por los niños preocupándonos siempre de mantener la rutina diaria. Pero sí les incentivamos a conocer playas distintas. Los niños son niños entonces quieren ir siempre a la playa que fueron el día anterior. Pero nosotros les explicamos estábamos en un país nuevo y había que conocerlo. Arrendar auto para nosotros fue clave porque teníamos un gran bolso de playa con toallas, baldes, tablas de body, una mochila cooler con bebestibles helados increíble y trasladar todo eso más los 3 niños, nos resultaba imposible. Así que fuimos en auto todos los días. Algunas quedaban a 5 minutos y otras a 2 horas. El auto lo arrendamos por Booking en la compañía Hertz. (Y nos funcionó todo perfecto).

Lugares y Playas para conocer: (Esto fue lo que nosotros hicimos)

Consejos generales o panoramas que se aplican para la mayoría de los lugares:

  • Las Playas donde uno baja tienen música fuerte y harto movimiento porque siempre llegas a un restaurante. Pasar eso y caminar hacia el lado. A los 30 metros ya hay silencio y nadie! Se pone virgen y mucho más tranquilo.
  • Caminar las Playas. Hay algunas más lindas que otras, algunas más tranquilas, otras más fotogénicas, etc. Pero si hay algo que tienen en común es que a las 17.30 aprox ya no queda nadie. Entonces puedes salir a caminarla y pasear buscando troncos, cocos o conchitas con mucha paz y ver paisajes maravillosos y muy vírgenes.
  • Trancoso es un lugar muy seguro. Nosotros nos instalábamos en la playa y dejábamos todo nuestro campamento ahí: desde el quitasol (que llevamos de Santiago) hasta las billeteras y celulares todo el día y no pasaba nada. Un agrado en ese sentido.
  • En todas las playas hay “paseos a caballo” así que no se angustien si el primer día no lo hacen

 

Playas:

1)Río verde: Sí o sí instalarse pasado el restorán hacia la derecha. Depende de la marea, pero esta playa el día que fuimos era ideal para los niños para hacer Body porque las olas no eran enormes. 

2) Dos coqueiros: La gracia que tiene es que frente a la entrada hay muchos barcos estacionados entonces eso es muy lindo. Tiene harta sombra para instalarse bajo los árboles y muchos caballos.

3) Nativos: Lejos la playa favorita de mis niños y nuestra. El spot es “muy salvaje”, porque está justo en la intersección del río y el mar. Cambia mucho la playa a lo largo del día. Empieza a bajar el río y a formar pozones de agua dulce en medio de la playa. Pero más hacia la tarde sube la marea y entra el agua cristalina a juntarse con la de río (color café). Los pozones crecen y el agua se pone salada. Es un espectáculo visual, estético y de relajación. Porque es como si los niños se estuvieran bañando en pisicinas o pozones. Todo esto rodeado de una selva de palmera por detrás.

    

4) Tahipe: Creo que esta es la playa “más linda” o “más de postal”. Nos encantó. Está rodeada de unas “quebradas” o cerros de arena y piedra maravilloso y es muy muy virgen. Con muy pocas personas.

   

5) Río da barra: Para entrar hay que decir que uno va al Hotel o restaurantes. Nosotros no hicimos reservas y ahí nos dimos cuenta que había que hacer. Es un spot increíble de mesas y sillas en el mar y tienen un consumo mínimo de 80 reales por personas. Si no se quieren sentar pueden caminar igual con su pic nic e instalarse ahí. Maravillosa.

6) Uxua: Este es el mejor hotel-pousada de Trancoso. Proporcional a su valor. Pero tienen un restaurant bar en la playa otro nivel. Es caro. El consumo mínimo es de 150 a 250 reales por persona (dependiendo de lo lleno que esté). Pero tiene un spot de otro planeta. Si quieren darse un lujo, este es el lugar. La gracia es que por ese consumo mínimo además de comer rico y tomar tienes las instalaciones todo el día para ti: cojines blancos gigantes en la arena, camas blancas con cojines blancos (no reposeras, camas).

Panoramas más lejos:

1)Praia do Esphelo: A 50 minutos en auto aprox. El camino no es bueno pero vale la pena. El agua es transparente y se forman pozones como verdaderos espejos. Caminarla completa porque van apareciendo superficies rocosas entremedio muy lindas.

    

2) Caraiva: Es uno de los pueblos más antiguos de Brasil, no hay calles pavimentadas ni autos. Sólo carretas con burro que son los taxis. Artesanía a morir y miles de restoranes lindos a la orilla del Mar donde pasan botes de colores una y otra vez. El colorido del lugar es maravilloso. La playa muy linda con toldos artesanales de colores. ¡Nos encantó! Y a mis niños también porque era muy distinto a lo que ellos están acostumbrados a ver. Queda a una hora y 10 en auto desde Trancoso y el camino es bastante malo. Luego, se cruza en bote a remo (la mejor parte para los niños) y finalmente una caminata como de 20 minutos para llegar a la playa. Es un camino malo y largo, pero ¡Recomiendo conocerlo!

   

3) Arraial d ajuda: Pueblo que queda a una hora desde Trancoso en auto. Nosotros fuimos directamente al parque acuático. Dicen que es uno de los mejores de Sudamérica y la verdad, era espectacular! Fue sin duda, el top 1 como panorama para los niños. Era como estar en Disney para ellos: Piscina con olas, toboganes, flotadores familiares, canopy, miles de puesto de comida y todo lo que se puedan imaginar. Como dato: no es tan barato, pero si uno compraba un pack por ir dos días,el segundo día era muchísimo más barato. (Casi ridícula la diferencia). Así que como nosotros nos fuimos a instalar 16 días a Trancoso y era el mejor panorama para los niños compramos el ticket para los dos días y fuimos por segunda vez la semana siguiente.

    

Sólo terminar diciendo que Trancoso es alucinante. Su naturaleza, flora y fauna son desbordantes. Y el Quadrado es un lugar mágico donde hay una luz y una energía de otro planeta. Un desfile de música bossa nova, velas en el suelo, luces colgando de los árboles, restoranes-casas de colores y muchos puestos de artesanía alrededor. Pero lo más lindo de este lugar es lejos, lejos, su gente. Si van busquen a Mariana. Una argentina que vive allá hace 12 años. Lejos la mejor artesana y la más amorosa y acogedora.

    

Nosotros viajamos dos semanas y recorrimos muchísimo, este viaje también se puede hacer menos tiempo recorriendo menos o quedándose en otras playas a alojar.

Todos los derechos de las fotos se encuentran reservados

 

 

 

 

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close