HAY MÁS!TIPS

¿Cómo comunicarnos mejor con nuestros niños?

Por: Teresita Vicuña, psicóloga infanto juvenil y terapeuta familiar

Ser padres es, sin duda una de las experiencias más lindas y reconfortantes que podemos tener, pero al mismo tiempo es un gran desafío que muchas veces nos llena de dudas respecto a si lo estamos haciendo bien o no, ya que nos frustramos cuando las cosas no resultan como esperamos.

Esa frustración muchas veces se ve reflejada en gritos hacia nuestros niños, y situaciones que después de un rato nos incomodan. Los papás en general buscan orientación para situaciones como éstas.

Y si bien no hay receta para cada niño, si hay sugerencias útiles y concretas que seguro ayudarán a los padres a conectarse mejor con sus hijos y lograr esa comunicación que muchas veces anhelamos.

TIPS PARA TENER UNA MEJOR COMUNICACIÓN CON TU HIJO

1.- Ponte a la altura de tu hijo. Un consejo muy práctico, efectivo y a la mano, es agacharnos y que nuestra cabeza quede a la altura de los hombros del niño mirándolo a los ojos. Hablar desde ese lugar facilita enormemente la conexión, hace al niño sentirse querido, entendido y escuchado.

2.- Conectarnos: si vamos a conversar, jugar o simplemente estar con nuestro hijo sea de la edad que sea, lo primero es estar 100% en esa conexión y por lo tanto desconectados de celulares u otras pantallas. Todo lo que hacemos sirve de modelaje para los hijos, por lo tanto si queremos que sean personas capaces de vincularse con otros, tenemos que ser capaces de vincularnos con ellos libre de interferencias.

3.- Repite y repite las instrucciones. El cerebro de los niños está en permanente desarrollo y cambio. Adquirir hábitos y rutinas como lavarse los dientes, ordenar la pieza, no pegar, compartir con otros, entre otras, implica un tremendo aprendizaje, por lo tanto tenemos que saber que para que eso se instale en el cerebro debemos repetirlo una y otra vez. A veces creemos que porque ya dimos la instrucción o porque ya les hemos explicado cien veces que debe lavarse los dientes, ya debiera hacerlo solo. Eso es una ilusión. Somos padres que estamos formando y parte de eso es estar ahí para ellos con paciencia repitiendo muchas veces el hábito que queremos instalar.

4.- Las pataletas. Durante una pataleta o momento de frustración de los niños, no es buena idea intentar que razonen ya que es como si el cerebro estuviese cerrado e impedido de hacer ese trabajo en ese minuto. Lo mejor que puedes hacer en ese momento es intentar conectarte con él a través de un abrazo, de contención física, de estar a su lado lo que no significa en ningún caso ser condescendientes con sus deseos o caprichos, sino que implica validar y comprender que puedan estar enojados, celosos, enrabiados y que ustedes están ahí para acompañarlos en esa emoción, no para evitar que la sientan.

5.- Espera que se calmen él y tú para hablar. Tanto cuando el niño está desrregulado en una pataleta o muy amurrado o cuando eres tú el que siente que se le agotó la paciencia y eres capaz de decir o hacer cosas de las que te arrepentirás, ESPERA. No obtendrás nada intentando dialogar o hacer razonar a tu hijo si está en ese estado y si eres tú quien se desrreguló, es conveniente que respires, que te retires un rato de la escena y vuelvas cuando se hayan calmado.

6.- Hablar no es la única forma de comunicarnos. No olvidemos que los niños son niños y que el lenguaje no es su vía de comunicación preferida. Hay una herramienta mucho más poderosa de conectarnos con ellos y con su mundo como lo es a través del juego. Jugar con ellos fortalece el vínculo, la comprensión, la conexión, nos metemos en su mundo y ellos se sienten queridos y acompañados. Teniendo de base una relación sólida con ellos, será mucho más fácil después manejar las situaciones difíciles.

 

Estos son algunos consejos que practicándolos con paciencia y cariño pueden ayudar a tener un vínculo más cercano y nutritivo con tus hijos. Recuerda que ellos están siempre mirándote y siempre atentos a cómo tu reaccionas. Si te equivocas y se te pasa la mano, reconócelo y pide perdón así, ellos no sólo aprenderán que todos pueden equivocarse sino que también, aprenderán a reparar sus errores, lo que sin duda es un tremendo aprendizaje en la vida de todo ser humano.

¿Qué más les gustaría preguntarle a la Tere? Si quieren pedir hora personal pueden hacerlo a [email protected] / IG: @ps.teresita.vicuna

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close