EN CHILEVACACIONES

VALLE LAS TRANCAS – Chillán a la cordillera – VIII Región del BioBío

Por: María Grez S.

A 5 horas al sur de Santiago o 7 al norte de Puerto Varas, en la nueva región del Ñuble- de Chillán a la cordillera- se encuentra el maravilloso Valle Las Trancas. A 9 km del Centro de Ski Nevados de Chillán, su temporada alta se vive en invierno, pero la verdad es que es un lugar ideal para visitar en todas las estaciones. De hecho, durante el verano, algunas de sus pistas se transforman en un Bike Park (al que se puede subir por la telesilla “Tata”), muy apreciado por los amantes de la bicicleta.

El valle montañés de Las Trancas es un lugar tranquilo, para conectarse con la naturaleza, pero con variados panoramas. Aquí, algunas sugerencias:

Alojamientos:

Cabañas Los Hualles: perfectas para el invierno porque tienen la comodidad de la calefacción central y una cafetería en el mismo lugar.

Ecobox Andino: muy cómodas para el verano, ubicadas al comienzo del camino a Shangri-la, con piscina exterior, linda vegetación y servicio de comidas a pedido.

Restaurantes:

Riding: Todo tipo de comidas y un jardín con juegos infantiles. En verano se puede usar la piscina al consumir.

Chil’in: De dueño francés, es principalmente conocido por sus pizzas, favoritas de los niños.

Terraza del Gran Hotel Termas de Chillán: perfecta en días de sol, con un sour para los grandes y juegos para los niños, viendo el gran espectáculo del volcán tirando humo si se tiene suerte (está en alerta amarilla desde hace 2 años).

Baños Termales:

Nevados de Chillán: al lado del hotel del mismo nombre, en el Centro de Ski, hay pozones de agua termal abiertos al público (por un costo).

Valle Hermoso: subiendo hacia el Centro de Ski (pero antes) se encuentra Valle Hermoso, con varias piscinas termales.

Marula Spa: el spa del Hotel M.I. Lodge cuenta con piscina temperada y servicio de masajes. Se puede ir aunque no se esté alojando en el hotel, pagando claro. Más info en: milodge.com

Caminatas:

Gruta Los Pangues: subiendo hacia el Centro de Ski y luego de una corta caminata por un bosque, se llega a esta preciosa gruta o formación rocosa desde donde cae una pequeña cascada.

  

Mirador de Las Trancas: se sube un cerro siguiendo un fácil pero empinado sendero, cerca del Hotel Robledal, para llegar a un mirador con una preciosa vista al Valle.

Cascada: a un costado de las cabañas Ruca Pirén está el sendero que en 1 hora aprox. nos lleva por un bosque hasta una linda cascada.

Refugio Shangri-la: en el sector conocido como Shangri-la, y tras una caminata de 1 hora y un poco más, pasando por bosques y escoriales- y tal vez con la suerte de ver algún pájaro carpintero- llegamos a las ruinas del que fuera un antiguo refugio. Con niños pequeños puede tomar 3 horas ida y vuelta.

  

Refugio Garganta del Diablo y Laguna El Huemul: para estas dos caminatas, ubicadas en lugares diferentes, conviene ir con guía sobre todo si es la primera vez que se visitan. Recomiendo contactar a la Agencia Verde Tour para estos trekking más largos y de mayor dificultad. Ellos mismos organizan paseos al Volcán Renegado, a la Reserva Nacional Ñuble y al río Diguillín. Más info en: verdetour.com

Otros panoramas:

Ecoparque Shangri-la: un poco antes de donde comienza el sendero al refugio del mismo nombre, está este parque con canopy para niños y adultos, arborismo y caminata por un lindo y fácil sendero. En invierno además tienen “tubing” y un kiosco con jugos naturales. Conviene llegar en 4×4.

  

Bosque mitológico: pequeña caminata por una pasarela de madera entre medio de un bosque donde han puesto grandes figuras mitológicas y de fantasía (algunas plásticas), tanto del folclore nacional como internacional. Cada figura tiene su explicación y su sonido o música particular.

Cueva de los Pincheira: es posible visitar esta gran caverna que sirvió de escondite para los famosos hermanos Pincheira en el siglo XIX, banda de cuatreros que aterrorizaba la zona cordillerana asaltando y raptando mujeres por las que pedían rescate en dinero o haciendas.

Observatorio astronómico: visitas y turnos de observación todas las tardes y noches con cielo despejado, en este observatorio ubicado en el Hotel M.I. Lodge (milodge.com)

  

*Ojo que esta es una zona que ha crecido mucho, por lo que la oferta de hoteles, cabañas, casas en arriendo, almacenes (el Rucahue por ejemplo), arriendo de equipos y paseos a caballo, es mucho más amplia de lo que aquí se menciona. Estas son sólo algunas sugerencias. ¡No dejen de venir en familia a conocer este precioso Valle!*

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close