CAMPINGEN CHILEPANORAMASVACACIONES

CAMPING LLANOS DE CHALLE – III Región de Atacama

Por: Keko Hermosilla y Valentina Paolinelli

Antes que nada hay que mencionar que la felicidad que irradian los niños cuando están de camping es superior a cualquier otra. Todos los lugares para explorar, abundancia de pájaros, arena, piedras y flores, papás liberados de las rutinas diarias del hogar, liberados del cuidado de las cosas que los niños puedan romper y el ambiente exclusivamente familiar, hacen que los niños gocen como pocas veces en la ciudad.

El camping del Parque Nacional Llanos de Challe reúne todas las características anteriores y por lo tanto es un lugar excelente para ir con niños. Esta ubicado en la III Región y la manera más directa de llegar es ir por la carretera 5 Norte hasta Vallenar, ahí tomar la salida hacia Huasco y una vez en Huasco tomar el camino costero que llega a la Reserva Nacional LLanos de Challe (VER MAPA) Desde Santiago son 734 km aprox.

Hay pocos sitios, por lo tanto hay poca gente, aunque cuando el desierto florece, el parque es visitado por miles de personas, lo que en ningún caso es una amenaza a la tranquilidad o a la seguridad porque por mucha gente que haya, el parque es enorme y tiene muchos panoramas así que la densidad sigue siendo baja.

      

Hay senderos cortitos muy lindos para recorrer, con los niños en las mochilas de trekking o en sus sillitas para la bicicleta no será cansador para los papás. La playa es muy tranquila, rodeada de dunas blancas y a veces se forman unas pozas alrededor de las rocas que están en la zona intermareal, cuyas aguas tienen una temperatura más agradable que la del frío mar, exquisitas para bañarse con los guaguos.

 

Hay instalaciones básicas como baños, duchas y lavaplatos. Las duchas sólo abren a partir de las 18:00 si es que hay suficiente agua, hay para mujeres y hombres separados. El agua es entibiada por sistemas solares ya que no hay gas ni electricidad. El agua no es potable.

 

Los sitios son pequeños y se emplazan en torno a grandes rocas que surgen del terreno, muy entretenidas para subirlas y apreciar la linda vista del sector. Además del típico mesón de camping para seis personas y el hornillo para hacer una parrilla, los sitios cuentan también con una estructura que hace de sombreadero, el que siempre se puede complementar con alguna malla o tela para brindar protección adicional del viento y del sol.  Además hay un sector de estacionamiento para Motorhomes o casas rodantes.

 

Poco más de 10 km hacia el norte, está Carrizal Bajo, un pueblito de pescadores donde uno se puede proveer de lo necesario, además, junto a la cancha de fútbol, está el Almacén Paula, donde venden las mejores empanadas de abundante loco y queso que hemos comido.

Del parque y sus actividades, más información aquí.

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close